-- Sefardies y su Historia: Noticias del Mundo Sefaradi

21 marzo 2013

Noticias del Mundo Sefaradi

ENTREVISTA: FRANCO Y EL ÉXODO HACIA ISRAEL 25.000 judíos salieron de Marruecos entre 1957 y 1961 con ayuda de España
Entrevista con Isser Harel, antiguo jefe del Mossad. La entrevista en EL PAÍS es de enero de 1989, pero revela datos que pocos conocen acerca la salida de judíos con escasos medios económicos de Marruecos entre 1957 y 1961 hacia el Estado de Israel.
La ayuda española en el rescate de judíos marroquíes, de paso hacia Israel, de 1957 a 1961, una ayuda discreta, constante y totalmente desinteresada, nos permitió hacer salir de Marruecos, clandestinamente, a cerca de 25.000 judíos, que tras una breve estancia en territorio español partían hacia Israel. Esta epopeya habría sido imposible sin la cooperación tácita de los españoles”. Así lo manifestó a EL PAÍS Isser Harel, antiguo jefe del Shin Beth y del Mossad, los dos principales servIcios secretos israelíes. Isser Harel, un joven de 76 años, dedica un capítulo a este éxodo en su libro Seguridad y democracia, de próxima aparición.
Isser Harel nació en Rusia en 1912 en Rusia en la ciudad de Witebsk. Se llamaba entonces Isser Halperin. En 1922, la familia Halperin parte para Letonia y se instala en Dvinsk. Ocho años más tarde los Halperin se embarcan para Israel, entonces la Palestina bajo jurisdicción británica. Durante 11 años Isser Halperin se dedica a la agricultura. En 1941 forma parte de la haganah, auto defensa armada clandestina. Posteriormente entra a formar parte del, servicio de información de esta organización, el Shay que jugará un papel crucial en la preparación de la independencia en 1948/1949 y será el precursor de los servicios secretos israelíes.Harel cuenta ahora como en 1955, agentes israelíes, enviados por él llegan ilegalmente a Marruecos con pasaportes falsos. Toman contacto con las comunidades judías residentes en este país, desde ciudades como Rabat, Marraquech o Fez hasta las montañas del Atlas. En aquel momento, el objetivo de aquellos agentes, preparados especialmente y conocedores, al menos, del árabe y el francés, es concreto: formar los cuadros y después los grupos de autodefensa entre la población judía local, una especie de haganah o ejército israelí en el exilio.
La independencia de Marruecos, que se produce en abril de 1956, está a las puertas y con la retirada de las autoridades francesas, podían esperarse explosiones antisionistas contra los judíos marroquíes.
El sueño de Sión
“Cuando Marruecos logra la independencia en 1956, viven en el país cerca de 200.000 judíos, y solamente las elites y una parte de la burguesía y de los intelectuales han podido abandonar el país o están a punto de hacerlo, habitualmente vía Francia. La gran masa del pueblo, los artesanos, comerciantes, vendedores ambulantes y agricultores judíos permanecen en el país. Se sienten desorientados, pero no tienen más que un solo sueño: partir hacia Sion, reunirse con los miles de judíos marroquíes que viven ya en Israel”, dice Harel.
“Durante todo el tiempo que se mantuvo el poder francés, los judíos podían emigrar libremente hacía Israel. Con la independencia, se hacía difícil sino imposible lograrlo. Cada judío es sospechoso de querer partir para Israel. De golpe, nuestros agentes en Marruecos y los cuadros de la haganah marroquí (autodefensa judía) reciben una nueva misión: hacer salir, clandestinamente, el máximo número posible de judíos marroquíes. Estamos a fines de 1956. Nuestros hombres fabrican falsos pasaportes marroquíes y organizan la nueva diáspora. En medio de la noche era frecuente que se despertara a los habitantes judíos de todo un pueblo para decirles: ‘Haz el petate, salimos para Israel’; y así lo hacían, emprendiendo un camino de varios centenares de kilómetros, a veces con un mínimo de subsistencias, llevando consigo bebés, ancianos…”


Fuente: www.esefarad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...